EL SÍNDROME DE ASPERGER

13.10.2017

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Instagram Sígueme en Likedin

El Síndrome de Asperger es una variante de autismo, el cual afecta la percepción del mundo en la persona, procesando la información y la relación con los iguales de forma diferente. Presentan dificultades en las siguientes áreas:

  • La comunicación social
  • La interacción social
  • La imaginación social

Estando dentro del espectro autista, las personas con síndrome de Asperger presentan menor problemática para hablar, suelen estar por encima de la media en inteligencia y posen habilidades especiales en áreas restringidas. Tienen problemas para socializar y en ocasiones presentan comportamientos inadecuados. Su pensamiento es lógico, concreto e hiperrealista.

No se conoce de forma exacta el origen de los trastornos del espectro autista, ni tampoco del síndrome de Asperger.

Actualmente, la prevalencia del Síndrome de Asperger en la población es entre 20 y 25 personas afectadas por cada 10.000. Es mucho más frecuente en varones que en mujeres, con una proporción de 8 varones por cada mujer.

El último Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales (DSM-V) publicado no incluye, como tal, una categoría en sí misma del síndrome de Asperger. Éste aparece incluido dentro de los trastornos del neurodesarrollo, en el llamado Trastorno del Espectro Autista (TEA) que describe dos áreas diferenciadas perfectamente: la comunicación social y las conductas repetitivas, que en este trastorno se ven alteradas en tres niveles diferentes de gravedad.

Los síntomas suelen aparecer en la infancia, donde es de suma importancia un diagnóstico temprano para poder proporcionarIe la intervención y cuidados especializados a cada niño/a. Por ello las ventajas del diagnóstico temprano son: 

  • Educar a los padres y familiares sobre el síndrome.
  • Proporcionar a la familia apoyo psicológico, así como en diversas asociaciones de padres donde podrán obtener soporte por parte de iguales.
  • Permite facilitar la comprensión del funcionamiento de una persona y sus necesidades 
  • Permite dotarnos de las herramientas de ayuda. 
  • Permite elaborar programas de intervención. 
  • No debe presuponer un conjunto de comportamientos preconcebidos.


CARACTERÍSTICAS:


A continuación se presentarán una serie de características propias del Síndrome de Asperger. Cada niño/a no tiene porqué presentar todas ellas ni en el mismo nivel de intensidad. Sin embargo, si percibís que algún familiar, amigo, conocido podría presentar Asperger, acudid inmediatamente a los servicios especializados, psicólogos públicos o privados en función del lugar donde os encontréis y vuestra disponibilidad.


  • HABILIDADES SOCIALES EMOCIONALES:

Se relaciona mejor con adultos que con los niños de su misma edad.

No disfruta normalmente del contacto social.

Tiene problemas al jugar con otros niños.

Prefiere jugar sólo.

No se interesa por practicar deportes en equipo.

Cuando quiere algo, lo quiere inmediatamente.

Tiene dificultad para entender las intenciones de los demás.

Tiene poca tolerancia a la frustración.

Le cuesta identificar sus sentimientos y tiene reacciones emocionales desproporcionadas.

Llora fácilmente por pequeños motivos.

Cuando disfruta suele excitarse: saltar, gritar y hacer palmas.

Le falta empatía: entender intuitivamente los sentimientos de otra persona.

No entiende los niveles apropiados de expresión emocional según las diferentes personas y situaciones.

No tiene malicia y es sincero.

  • HABILIDADES DE COMUNICACIÓN:

No suele mirarte a los ojos cuando te habla.

Interpreta literalmente frases como: "malas pulgas".

Se cree aquello que se le dice aunque sea disparatado.

No entiende las ironías, los dobles sentidos, ni los sarcasmos.

Habla en un tono alto y peculiar: como si fuera extranjero, cantarín o monótono como un robot.

Posee un lenguaje pedante, hiperformal o hipercorrecto, con un extenso vocabulario.

Inventa palabras o expresiones idiosincrásicas.

En ocasiones parece estar ausente (como en la luna), absorto en sus pensamientos.

  • HABILIDADES DE COMPRENSIÓN:

A menudo no comprende la razón por la que se le riñe, se le critica o se le castiga.

Tiene una memoria excepcional para recordar datos, por ejemplo: fechas de cumpleaños, hechos y eventos.

Aprendió a leer solo o con escasa ayuda a una edad temprana.

Su juego simbólico es escaso (juega poco con muñecos).

En general demuestra escasa imaginación y creatividad.

Es original al enfocar un problema o al darle una solución.

  • INTERESES ESPECÍFICOS:

Está fascinado por algún tema en particular y selecciona con avidez información o estadísticas sobre ese interés. 

Suele hablar de los temas que son de su interés sin darse cuenta si el otro se aburre.

Repite compulsivamente ciertas acciones o pensamientos. Eso le da seguridad.

Le gusta la rutina. No tolera bien los cambios imprevistos (rechaza un salida inesperada).

Tiene rituales elaborados que deben ser cumplidos. Por ejemplo, alinear los juguetes antes de irse a la cama.

  • OTRAS CARACTERÍSTICAS:

Miedo, angustia o malestar debido a sonidos ordinarios, como aparatos eléctricos.

Ligeros roces sobre la piel o la cabeza.

Llevar determinadas prendas de ropa.

Lugares ruidosos y concurridos.

Ciertos alimentos por su textura, temperatura.

Una tendencia a agitarse o mecerse cuando está excitado o angustiado.

Una falta de sensibilidad a niveles bajos de dolor.

Muecas, espasmos o tics faciales extraños.